La economía de la zona euro se mantuvo estable en el cuarto trimestre de 2009 respecto a los tres meses anteriores, mientras que en términos interanuales registró un retroceso del 2,2%, según los datos publicados por Eurostat, que ha revisado a la baja en una décima su anterior estimación.

En el conjunto de la Unión Europea (UE) el Producto Interior Bruto (PIB) registró un crecimiento trimestral del 0,1%, mientras que en la comparativa interanual registró un retroceso del 2,3%.