La economía española sufrió un frenazo en el segundo trimestre del año al registrar un alza intertrimestral del 0,1%, dos décimas menos que en los tres primeros meses, lo que sitúa el crecimiento interanual en el 1,8%, nueve décimas menos que en el primer trimestre. Según el indicador avanzado difundido hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la economía española ha atenuado su crecimiento como consecuencia de una menor contribución de la demanda nacional, parcialmente compensada por el sector exterior, que en este primer trimestre presenta una aportación positiva al crecimiento agregado.