Los precios del crudo se encaminaban este martes hacia sus récords de la víspera en las operaciones electrónicas en Asia, impulsados por nuevos saboteos de instalaciones petroleras en Nigeria y la negativa de la Organización de los Países Exportadores del Petróleo (OPEP) a aumentar su producción a corto plazo. Por la mañana, el precio del barril de 'light sweet crude' para entrega en mayo ganaba 8 centavos a 117,56 dólares respecto al cierre del lunes en Nueva York.