El precio del crudo podría recuperar el nivel de los 100 dólares en los dos próximos trimestres, debido a una mayor debilidad del dólar respecto al euro, según Adam Sieminski, analista de energía de Deutsche Bank.