Los contratos a futuro sobre el petróleo caían US$1 en negociaciones europeas a medida que las preocupaciones contrapuestas sobre demanda de corto plazo y oferta mundial mantenían a los participantes inciertos sobre el rumbo de los precios del crudo. Los precios se mantuvieron cerca de su rango reciente de entre US$125 y US$130 el barril, ante la falta de noticias que dieran dirección al mercado. A las 1202 GMT, el contrato del crudo Brent para entrega en julio en la bolsa de futuros ICE de Londres descendía 87 centavos a US$127,15 el barril, tras alcanzar previamente en la sesión un mínimo de US$126,98 el barril.