El barril de petróleo de Texas siguió hoy con su escalada de precios y se negoció por primera vez por encima de los 129 dólares tras la apertura de la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex). Los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en junio, que expiran al final de la sesión de hoy, se negociaban a 129,01 dólares por barril, 1,96 dólares más que al cierre del lunes, tras haber tocado previamente un máximo histórico de 129,31 dólares. Estos máximos se producen en la antesala de la publicación de las cifras de los inventarios semanales de crudo en EEUU, que tendrá lugar mañana.
Esta fuerte escalada del crudo ha llevado a que el mismísimo presidente de EE UU, George Bush, haya planteado en los últimos días que el aumento de la producción de petróleo prometido por Arabia Saudí no es suficiente para bajar los precios del crudo, y apostó por la búsqueda de nuevas reservas en su país. Bush minimizó de esta forma la negativa que el pasado viernes recibió por parte del monarca saudí, Abdulá bin Abdelaziz, a aumentar la producción de crudo para frenar el alza imparable de los precios.