El volumen de patrimonio gestionado por la banca privada alcanzó al cierre de 2007 los 283.700 millones de euros, lo que supone un incremento del 21,4%, aunque se espera que en el actual ejercicio el ritmo de crecimienmto se desacelere hasta el 10%, según un informe de DBK. El crecimiento registrado el año pasado también fue inferior al contabilizado en el bienio 2005-2006, cuando repuntó un 28% anual. Esta desaceleración que se debe a la menor revalorización de las carteras, en un contexto de inestabilidad de los mercados bursátiles durante la segunda mitad del año y pérdida de fortaleza de la actividad económica.