El patrimonio de los fondos de inversión descendió en los nueve primeros meses del año en 8.600 millones de euros, el 3,3% respecto al cierre de 2006, y se situó al concluir septiembre en 261.456 millones, según datos provisionales de la gestora Ahorro Corporación. En cuanto a su rentabilidad en este período, los de renta variable ganan el 5,4%; los mixtos de acciones, el 4,8%; los garantizados, el 3,8%; los de renta fija a corto plazo, el 2,2%; los mixtos de renta fija, el 1,7% y los de renta fija a largo plazo, el 0,9%.
Sólo en el mes de septiembre, y después de que los ahorradores -"buena parte estaba de vacaciones"- apenas movieran el patrimonio de los fondos en agosto, se retiraron 2.800 millones brutos -diferencia entre suscripciones y reembolsos-, que ascendieron a 4.300 millones si se incluye el efecto de valoración de activos. El rendimiento obtenido por los fondos en septiembre muestra que sólo perdieron los de renta fija a largo plazo, el 0,1%, en tanto que los de renta variable ganaron el 1,9%; los mixtos de acciones, el 1%; los garantizados, el 0,5%; los mixtos de deuda, el 0,4 y los de renta fija a corto plazo, el 0,2%. Según la gestora, "la descomposición de la disminución patrimonial del mes -septiembre- y del acumulado de 2007 abarca a casi todas las diferentes grandes familias de fondos". Además, se guía por la necesidad de las entidades financieras de aumentar su balance y, en el caso específico de septiembre, por la emisión de 7.000 millones de euros de bonos convertibles del Banco Santander para financiar la opa sobre ABN Amro. Ahorro Corporación considera que esta tendencia se podría "prolongar unos meses más, ya que el apetito bancario por crecer en depósitos se mantiene y la intranquilidad que han proporcionado las pérdidas en algunos fondos, aparentemente conservadores, no se olvidarán en el corto plazo". Entre enero y septiembre, la mayor bajada porcentual y neta la registraron los fondos mixtos de renta fija, que perdieron 3.400 puntos, el 15% de su patrimonio. Por su parte, los fondos garantizados dejaron de administrar 3.300 millones, con un descenso del 4,9%, en tanto que los fondos de renta fija a largo plazo perdieron el 8,3% de su patrimonio -1.200 millones- y los de renta variable el 6,5% -2.100 millones-. En septiembre los fondos de renta variable perdieron 1.300 millones, mientras que el patrimonio de los mixtos de renta fija cayó en 1.000 millones de euros. Para Ahorro Corporación, la retirada de fondos en septiembre muestra una vez más que "algunos partícipes suelen andar un paso por detrás del mercado y con el pie cambiado", ya que ese mes los mercados bursátiles registraron ganancias, escasas en el caso de la deuda y notables en la relación dólar-euro. En cuanto a la clasificación de grupos financieros por volumen administrado, el Banco Santander contaba con 60.900 millones, con una caída del 5,3% en el transcurso de este año; BBVA, 45.000 millones, el 1,2% menos; La Caixa, 13.900 millones, con una bajada del 0,5%; Ahorro Corporación, 13.700 millones, el 4,6% más, y Banco Popular, 11.700 millones, con un recorte del 0,6%.