El patrimonio de los fondos de inversión cerró el mes de mayo con 219.800 millones de euros, lo que supone un descenso del 11,4% respecto al diciembre de 2007 (28.400 millones menos) y un 2,3% menos que en abril, según datos de Ahorro Corporación, avanzados hoy. La caída del volumen en los cinco primeros meses del año obedece, fundamentalmente, a la propia marcha de los mercados y al mantenimiento de la corriente de reembolsos, y afecta a productos, como la renta fija a corto y largo plazo, que se habían "escapado de la quema" en el primer cuatrimestre, eliminándose el concepto refugio que hasta ahora se les aplicaba, según explica la gestora.
En cuanto a la rentabilidad, los únicos productos que lograron una revalorización positiva durante el mes de mayo fueron los de renta fija a largo plazo y los inmobiliarios, con un 1% y un 2%, respectivamente. Por el contrario, los más castigados fueron los de renta variable (-9,3%), seguidos de inversión libre (-3,6%) y mixtos de renta variable (-3%). Por su parte, los fondos garantizados se dejaron un 1,4%.