Las peticiones semanales de subsidio de desempleo en EE UU se situaron en 570.000, frente al dato revisado anterior de 574.000. El mercado esperaba un montante de 564.000. Por lo que respecta a los reclamos continuos, se situaron en 6,23 millones, por encima de las previsiones.