El número de parados en España se ha incrementado un 141% desde el inicio de la crisis, en septiembre de 2007, porcentaje que triplica los aumentos registrados en Italia (40,8%) o Reino Unido (38,5%), los otros dos países que más han elevado su volumen de desempleados en estos más de dos años.
Así lo refleja el Euroíndice Laboral que elaboran IESE y Adecco y en el que se analizan datos de siete países: los tres mencionados más Portugal, Alemania, Polonia y Francia.