Las peticiones semanales de subsidio de desempleo en EEUU bajaron de las 400.000 solicitudes, hasta mínimos de un mes, mejorando las previsiones de los analistas.

Al igual que sucediera ayer con las cifras de empleo del sector privado, las del paro semanal de Estados Unidos han mejorado la expectativas que barajaba el mercado.

Las peticiones semanales de subsidio de desempleo bajaron un mes después del nivel de las 400.000 solicitudes. La semana pasada cayeron desde las 406.000 hasta las 397.000. Las previsiones de los analistas consultados por Reuters anticipaban unas 400.000.

La media de las cuatro últimas semanas se reduce así en 2.000 solicitudes, hasta las 404.500 peticiones.

El primer dato de la nueva batería de referencias sobre el mercado laboral estadounidense, el informe de empleo del sector privado conocido ayer, también mejoró las previsiones. El sector privado creó 110.000 puestos de trabajo en octubre, por encima de los 100.000 esperados por los analistas.

Mañana se conocerá el informe oficial de empleo del Departamento de Trabajo. Las previsiones anticipan un ligero freno en octubre en la creación de puestos de trabajo, desde los 103.000 hasta los 90.000 empleos. La tasa de paro se mantendría en el 9,1%, si se cumplen las previsiones.