El oro sigue imparable en su camino al alza y de nuevo, en la primera sesión de esta semana, vuelve a marcar un récord histórico al cerrar en los 1.877 dólares.

El precio de la onza de oro al contado cerró hoy de nuevo batiendo marcas de sesiones anteriores al cerrar en la zona de los 1.877,50 dólares, en el mercado de Londres. Uná vez más y a pesar del rebote generalizado que acompaña hoy los mercados bursátiles se afianza como valor refugio vista la situación de los grandes mercados de renta variable en los que se descuenta el deterioro de la economía general.  

Se trata del quinto récord consecutivo del metal precioso, que sigue su revalorización a pesar de que hoy las bolsas europeas están experimentando una jornada de ligeras ganancias.