El índice Nikkei de la bolsa de Tokio ha ganado un 0,56 por ciento, para cerrar a los 18.116 puntos, gracias al impulso de las compañías siderúrgicas y petroleras, tras el nuevo repunte del precio de las materias primas. Por su parte, el Topix, que reúne todos los valores de la primera sección, ha remontado un 0,53 por ciento, con lo que saldrá mañana desde los 1.768 puntos.