Los negocios no energéticos de Iberdrola, articulados en torno a la filial de ingeniería y de inmobiliaria, registraron un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 104,9 millones de euros en el primer trimestre de 2008, un 14% menos que en el mismo periodo de 2007, según la información remitida hoy por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).