Las ventas de Inditex en España experimentaron en 2008 un peor comportamiento que en el resto de países donde opera el grupo, mientras que en Asia fueron mejores, dijo el miércoles el consejero delegado del grupo, Pablo Isla. Aún así, el crecimiento de las ventas sigue siendo positivo en todos los mercados incluido el español, donde Inditex no prevé cerrar tiendas como consecuencia de esta debilidad, dijo Isla en una teleconferencia. En el segundo semestre de 2008 la economía española entró en recesión, lo que ha hecho que se resienta el gasto de los consumidores.
Isla añadió que en el resto de países donde opera el grupo la evolución está dentro de la media. La mayor compañía textil de Europa por ingresos, por delante de la sueca Hennes & Mauritz, anunció a primera hora del miércoles que las ventas del grupo crecieron en 2008 un 10% a 10.410 millones de euros.

En la teleconferencia, Isla también señaló que la compañía sigue teniendo como objetivo aumentar las ventas comparables en 2009, aunque advirtió de que el entorno actual podría dificultar el cumplimiento de este objetivo.

Además, añadió que el grupo, propietario de la cadena Zara, mantendría el margen bruto -una medida clave de la rentabilidad- en el 56,8% de las ventas.