Wall Street mantiene una clara tendencia a la baja a media sesión, afectada una vez más por el alza de los tipos de interés de los bonos provocada por la preocupación respecto de la inflación mundial. En estos momentos, el Dow Jones de Industriales se deja un 0,4% a 13.371 puntos, el mercado tecnológico Nasdaq cae un 0,41% hasta los 2.561 puntos mientras que el S&P 500 –que mide la variación de las 500 mayores empresas estadounidenses- cede un 0,41% hasta los 1.502 puntos.
En el conjunto del mercado, el NYSE mueve un total de 1.250 millones de acciones, frente a los 906 millones del Nasdaq. De las empresas contratadas en el mercado neoyorquino, 608 suben, 2.517 bajan y 103 se mantienen sin cambios. En el mercado secundario de deuda, las obligaciones a diez años que la semana pasada registraron una fortísima baja en los precios, continuaban a la baja hoy, de tal forma que su rentabilidad -que se mueve de forma inversa- subía hasta el 5,2% desde el 5,13% del cierre del lunes. El alza de los bonos de hoy se asociaba con el alza de la inflación en China, donde los precios al consumidor aumentaron a una tasa anual del 3,3% en mayo, por encima del 3% de abril y la meta de inflación de las autoridades chinas de un 3% anual. Los analistas temen que en EEUU los últimos datos también den cuanta de un aumento de la inflación fruto de una mejor actividad económica. Todo esto configura un panorama en el que se cree probable que las autoridades a nivel mundial suban los tipos de interés para frenar la actividad y controlar la inflación, lo que no es muy bueno para las empresas y por consiguiente para el mercado de acciones. De allí que en los últimos días la bolsa se haya movido en concordancia con el precio de los bonos y no al revés, como es lo habitual en períodos de mayor claridad respecto a la marcha de la economía, pues lo que ocurre en dichos casos es que el retiro de fondos del mercado de renta fija permite un aumento de los influjos hacia la bolsa. Sin embargo, los expertos creen que ahora existe mucha incertidumbre fruto del cambio brusco en las perspectivas de inflación y tasas de interés, y que por eso acciones y bonos se mueven en tándem. En materia de empresas, las acciones de Texas Instruments bajaban 0,48 dólares o un 1,37% a 35,3 dólares, después de que la firma redujera sus proyecciones de ventas y beneficios para el trimestre en curso, fruto de la menor demanda de productos de comunicación inalámbrica y calculadoras