La aseguradora alemana cae un 9% en la apertura tras anunciar pérdidas por cuarto trimestre consecutivo debido a las provisiones que ha tenido que realizar y a la venta de una de sus divisiones. Aegon también ha anunciado que venderá acciones para devolver las ayudas estatales. Sus números rojos alcanzaron los 161 millones de euros, frente a los 276 millones que perdió un año antes, y muy por encima de los 66,9 esperados.