La bolsa de Seúl ha cerrado con una fuerte subida, que le llevó a situarse en su nivel más alto del año, impulsada por los avances de ayer en el mercado de Nueva York y la fuerte demanda de inversores extranjeros e institucionales. El índice Kospi del mercado surcoreano ha ganado 41,96 puntos (2,28%) y ha finalizado en las 1.885,71 unidades, mientras que el indicador de valores tecnológicos Kosdaq ha aumentado 1,40 puntos (0,21%) hasta los 653,54 puntos. En medio de alzas generalizadas, los siderúrgicos y los electrónicos han liderado las ganancias de la jornada.