La bolsa de Seúl ha terminado con un notable descenso del 1,05 por ciento presionada por la caída de ayer del mercado de Nueva York y el alza del precio del petróleo. El índice Kospi del mercado surcoreano cayó 17,06 puntos (1,05 por ciento) y cerró en las 1.606,54 unidades, mientras que el indicador de valores tecnológicos Kosdaq cedió 10,30 puntos (1,85 por ciento), para situarse en los 546,49 puntos. En medio de rebajas generalizadas, los siderúrgicos perdieron un 4,94 por ciento y los comestibles retrocedieron un 2,64 por ciento, liderando así las caídas del día.