El índice ISM de gerentes de compra del sector no manufacturero estadounidense cayó en noviembre hasta los 52 puntos, desde los 52,9 de octubre.
Una lectura por encima de los 50 enteros muestra expansión de la actividad.

El dato ha sorprendido negativamente al mercado. Los analistas consultados por Bloomberg esperaban de media una subida del indicador hasta los 53,9 enteros.