El ISM servicios en EE UU subió hasta los 44 puntos, durante el mes de mayo frente a una previsión de 45 puntos. En el periodo anterior este dato fue de 43,7. Los pedidos de fábrica tampoco cumplieron las estimaciones al escalar un 0,7% en abril, frente a una estimación de alza del 0,9%.