Los precios a la puerta de las fábricas en Reino Unido volvieron a subir, en términos anuales, hasta un máximo histórico en julio, registrando el mayor avance desde que comenzó a contabilizarse el dato en 1986. El encarecimiento del petróleo, los metales y los productos químicos contribuyó al incremento de los precios de la producción del 0,4% mensual y el 10,2% interanual, según datos publicados el lunes por la Oficina Nacional de Estadísticas.