El Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) en España situó en agosto su tasa anual en el 1,8%, una décima menos que en el mes anterior, según los datos difundidos hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
El organismo estadístico explicó que el comportamiento del IPCA en agosto se ha visto influido por la subida de los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas y por el abaratamiento de los carburantes y combustibles.

En agosto, la cotización del barril de Brent, crudo de referencia en Europa, se ha abaratado en algo más de tres dólares por barril, pasando de unos 80 dólares a cerca de 77 dólares.

El IPC armonizado volvió a anotarse así una caída en el mes de agosto, tras el aumento de julio en cuatro décimas, que llevó a este indicador al 1,9%. Con agosto, ya son diez los meses en los que el IPCA se mantiene en tasas positivas.