El crecimiento de la economa alemana no se ha visto afectado por la crisis crediticia que ha azotado los mercados en las últimas semanas. Es al menos la opinión de los analistas del instituto DIW, que confirman su previsión de que la economía alemana crecerá un 0,4 por ciento trimestral en el tercer trimestre. No obstante, el DIW señala que existe el riesgo de que el bache del mercado de la vivienda norteamericana repercuta en los exportadores alemanes que dependen de EEUU.