La economía española no consiguió salir de la recesión en el cuarto trimestre de 2009, periodo en que el PIB cayó el 0,1 por ciento, mientras que en el conjunto del año lo hizo el 3,6 por ciento, según el dato de la contabilidad nacional avanzado hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).