El índice de precios a la producción de EEUU subió un 0,2% en mayo, menos de lo previsto, ya que los analistas estimaban un crecimiento del 0,6%. El mes anterior la subida fue del 0,3%. Excluyendo alimentos y energía, el índice registró un retroceso del 0,1% frente a la subida esperada del 0,1%. Los precios al productor en términos interanuales cayeron un 5%, mientras que el mercado esperaba una caída del 4,4%.