Dos indicadores mostraron el lunes un repunte de la actividad manufacturera china en julio, por lo que la recuperación de la tercera mayor economía del mundo parece haber recuperado su equilibrio apoyada por la demanda doméstica. El índice CLSA marcó su máximo de los últimos 12 meses al situarse en 52,8 puntos en julio desde 51,8 en junio. El índice CLSA PMI volvió a situarse en julio por encima de 50,0 puntos por cuarto mes consecutivo, tras haber estado por debajo de ese nivel durante ocho meses.