Un movimiento de ida y vuelta. El Ibex 35 se ha decantado por los números rojos, a pesar de que durante unos minutos ha permanecido en terreno positivo que le han llevado incluso por encima de los 6.100 enteros. Sin embargo, en apenas dos horas de sesión, el selectivo recorta posiciones hasta poner en duda los 6.000 puntos.

El selectivo de la bolsa española cotiza en números rojos. Ni una jornada de respiro se ha tomado esta semana el Ibex 35 que, si cerrara a los precios actuales, contabilizaría una pérdida de de más del 7% desde el cierre del pasado viernes. Y todavía, sugieren los expertos, no se ha visto el suelo del mercado español.

Porque ¿hasta dónde puede caer? Eduardo Vicho, jefe de análisis de M&M Capital EAFI reconoce que "es cierto que hemos visto que el Ibex35 ha perdido niveles de soporte, con la siguiente zona de control en los 5800 puntos". Un nivel que, en caso de despedir, le llevaría directo "hacia los 5400-5200 puntos".  Algo más optimista se muestra José Luis Cava, analista téncnico independiente que asegura que "el selectivo hizo una última onda descompuesta en cinco y estamos en la quinta que puede caer un poco más, pero ya es la quinta”, es decir, no quedaría mucha más caída. “Si la quinta onda tiene estructura correctiva, el final está cerca. Lo que suele pasar es que la formación del suelo tarda mucho enn hacerse, pero llega un momento en el que se frena la caída y comienza un movimiento lateral.”

Bancos e IAG, cara y cruz de la sesión

Entre las mayores pérdidas de la sesión, IAG. El valor retrocede más del 3% y cotiza en los 1.72 euros. Y sin embargo es una de las recomendaciones de los expertos de Deutsche Bank "pues todavía no ha recogido la caída que han experimentado los precios del petróleo", sugiere Diego Jiménez Albarracín, del servicio de estudios de Deutsche Bank. Así las cosas, mientras otras aerolíneas suman cerca de un 20% en bolsa, la aerolínea cede ese mismo porcentaje. 

En lo más alto de la lista, Banco Sabadell se hace con una revalorización de más del 1.8% y cotiza en los 1.30 euros. A pocos pasos, BBVA suma un 1% - hasta los 4.65 euros -  mientras que Banco Santander eleva el algo más del 0.2% el precio de su cotización, que se mueve en los 4.31 euros.