El comienzo de la jornada prometía…y la apertura alcista de Wall Street lo ha confirmado al cierre. El ibex35 cerró la sesión al borde de los 10.900 puntos tras una subida del 1,8%.Y en esta línea, el resto de plazas del viejo continente. Una revalorización avivada por el sector financiero y asegurador en una jornada en la que el euro cotiza en los 1,4233 dólares y el barril de crudo se asienta en los 73,87 dólares.
Las bolsas europeas cerraron sus puertas este jueves con las subidas como protagonistas. La apertura de Wall Street – animado por el buen cierre de los mercados asiáticos- ha dado el último impulso a las plazas del viejo continente al cierre. Y ello, “dentro de una lateralidad y a la espera de que los datos confirmen una recuperación sostenida”, según explica Ana Rafels, analista de Bolscash. El CAC-40 subió un 1,70%, el DAX se anota un 1,51% mientras que el FT-100 comenzará mañana a cotizar desde los 4.756 puntos después de conseguir sumar un 1,43% al cierre. Por su parte, el selectivo de la bolsa española sumó un 1,84% y cerró en los 10.892 puntos.

Gráfico Ibex35




Dentro del optimismo que ha infundido el mercado español durante la sesión, todas las miradas permanecieron atentas a BBVA. La entidad podría ser la adjudicataria en la puja por Guaranty Financial. Una operación que, en caso de confirmarse- incrementaría un 22,5% el tamaño de la entidad en EEUU pero que “no tendrá un impacto relevante en sus títulos”, recalcaba esta mañana Banesto Bolsa. Sin embargo, recomienda sobreponderar sus títulos con un objetivo de 9,37 euros. Y así lo han hecho los inversores: han elevado un 2,25% el precio de la entidad, hasta los 11,19 euros. A las puertas del nivel de los 12 euros que ,en caso de superarlo, “implicaría romper otro máximo y demostaría fuerzas para seguir subiendo posiciones por lo que sería momento de entrar”; según Rafels.

Su homóloga cántabra, Santander se hizo con más del 2% de revalorización. Sin embargo, fue otro de los pesos pesados el que acaparo la mayor parte de las posiciones compradoras del selectivo. Telefónica avanzó un 2,51% y cerró en los 17,12 euros. Sólo Gamesa superó su revalorización: un 2,60% de subida que le llevaron a los 15,39 euros. Del resto de pesos pesados: Repsol se anotó un 1,88%, Iberdrola cerró con una revalorización del 1,51% mientras que Iberdrola Renovables no consiguió acabar en positivo y cerró con pérdidas del 0,32% que le llevaron a los 3,08 euros.

Sufrieron la misma tendencia vendedora dos compañías sobre las que se pronunciaron esta mañana los brokers. JP Morgan incremento hasta los 2,83 euros el precio objetivo de Mapfre “por su menor apalancamiento financiero y mejor posición financiera en general”. Un análisis acompañado de la recomendación de sobreponderar y que no recogió su cotización: perdió un 0,14% y cerró en los 2,79 euros. Como tampoco lo hicieron los títulos de Inditex. Se colocaron en lo más bajo de la tabla con caídas del 1,20% tras recibir la recomendación de ‘vender’ por parte de Deutsche Bank.

Ganancias también en el continuo


Subidas también en el Índice General de la Bolsa de Madrid que subió hasta los 1.137 puntos. En su interior compañías como Tubacex y Vocento se colocaron en el podio de las revalorizaciones. El fabricante de tubos de acero sin soldadura subió un 6,24% y marcó los 2,90 euros mientras que Vocento cerró en los 3,90 euros tras una revalorización del 5,83 %. Junto a ellas: Renta Corporación, Tubos Reunidos o Corporación Financiera Alba se anotaron subidas de más del 2.5%.

No consiguieron cerrar en positivo los títulos de Natraceutical. Descontaron un 0,44% al cierre de la sesión en la que informó de pérdidas de 2,07 millones de euros hasta junio, frente al beneficio de 5,83 millones del mismo período del año anterior. Unos ‘números rojos’ ampliados por las inmobiliarias: Metrovacesa perdió más del 5%, Realia descontó un 4,97% mientras que Ercros e Inmobiliaria Colonial cedieron un 3,75% y un 2,35%, respectivamente.

En el plano económico, Reino Unido dio a conocer las ventas minoristas que subieron un 0,4% dejando la tasa interanual en el 3,3%. La economía alemana además se vio aderezada por las previsiones optimistas que lanzó el último informe del Bundesbank admitiendo que “la economía alemana ha tocado fondo y podría registrar una clara recuperación en el tercer trimestre” del año.