El Ibex35 comienza la sesión en números rojos. Siguiendo a tónica del cierre de ayer, el selectivo de la bolsa española pierde un 0,2% y alcanza los 10.099 puntos. Iberdrola y su filial de renovables apoyan las subidas – después de hacer públicos sus resultados- en una jornada en la que el euro cotiza en los 1,4230 dólares.
El cierre alcista en Wall Street más el rebote del Nikkei no siempre es igual a revalorización en las principales plazas del viejo continente. Y es que las bolsas al otro lado del Atlántico consiguieron cerrar en positivo – el Dow Jones sumó un 0,7% al cierre- gracias al impulso de los beneficios empresariales anunciados. El selectivo tokiota hizo lo propio: subió un 0,7% y cerró sus puertas en los 9.723 puntos. Quizás por ello, no es de extrañar que el Ibex35 marcara  su primer movimiento ligeramente al alza para darse la vuelta minutos después: pierde un 0,2% y marca los 10.099 puntos.

Una revalorización que llega después de que uno de los grandes valores haya hecho públicas sus cifras. Iberdrola alcanzó un beneficio atribuible de 1.506 millones de euros en el primer semestre del año. Un resultado que se colocó por encima de las previsiones – que esperaban 1.420 millones- y que deja un resultado bruto de explotación (EBitda) en los 3.435 millones. Los inversores celebran estas cifras con una subida del 0,43%.Y con revalorización también llega su filial de renovables. Y es que la compañía cotiza con una revalorización del 0,89% los resultados publicados al cierre de la sesión de ayer: alcanzó 148,5 millones de beneficio, un 23,5% menos que en el mismo período del año anterior.

Aunque no sólo la eléctrica está en el punto de mira. Los dos grandes bancos también cotizan sendas noticias. BBVA lo hace en negativo, pierde un 0,10% minutos después de que KBW haya elevado su recomendación sobre la entidad a sobreponderar. Su homóloga cántabra sube 0,38% y cotiza en los 9,14 euros un día después de anuncia que planea vender acciones en Brasil en el segundo semestre. Una operación con la que prevé embolsarse cerca de 3.100 millones de euros. El resto de pesos pesados: Telefónica no consigue remontar posiciones y pierde un 0,61% en los primeros minutos de negociación tras una recomendación de Morgan Stanley por la que le rebaja el precio objetivo hasta los 21 euros, aunque recomienda sobreponderar. Repsol retrocede un 0,49% y marca los 16,32 euros en su primer movimiento.

Sin embargo, los mayores recortes llevan el nombre de ArcelorMittal que descuenta un 1,38% y Sacyr Vallehermoso recorta un 1,12% y cotiza en los 10,62 euros. En el continuo español, Vértice cede más del 5% y alcanza los 0,38 euros mientras que Cementos Pórtland descuenta un 4,50% de su cotización.

Algo más positiva es la evolución de Zeltia. La biofarmaceútica gallega ha anunciado que la Agencia Española del Medicamentos le ha autorizado a comenzar los ensayos clínicos de fase I de su fármaco para el tratamiento de la hipertensión ocular. La compañía recupera más del 3% en el mercado sólo superada por Cie Automotive, que acelera sus ganancias hasta el 3,88%. Sol Meliá, Sniace y Fluidra avanzan algo más del 1,9% y del 1,8% respectivamente.

En el resto de índices europeos ligero rebote para comenzar la sesión. El CAC-40 alcanza los 3.303 puntos. El selectivo alemán avanza un 0,07% mientras que el Eurostoxx50 suma un 0,01% y abre sus puertas en los 2.520 puntos. Todas las bolsas pendientes de la intervención de Ben Bernake ante el Senado – hoy toca la interpelación de los senadores- un día después de admitir que los tipos de interés en Estados Unidos seguirán en niveles bajos durante un largo período de tiempo y una mejora en las previsiones económicas.