Jornada de subidas para la renta variable española que, al ritmo del 0.7%, cerró en los 8550 puntos. Una revalorización que contó con el apoyo de IAG y Banco Popular, que vieron cómo sus títulos subieron más de dos puntos porcentuales. En una sesión en la que las miradas se centraron en el BCE – que mantuvo tipos de interés en el 0.5%- y en las palabras de Mario Draghi, que ayudó a que la prima de riesgo descendiera hasta los 255 puntos básicos.



Números verdes para la renta variable español que le colocan de nuevo por encima de los 8500 puntos. Las palabras del BCE – que, en línea con lo previsto, mantuvo el precio del dinero en el 0.5%- revisando al alza la previsión de crecimiento para este año y a la baja las del próximo así como avalando los “pocos asuntos que quedan por hacer en la banca española”, han servido de ánimo para que la prima de riesgo baje ligeramente.

En la rueda de prensa posterior de Draghi, el presidente del BCE ha mantenido un discurso “en la línea de los últimos (inflación controlada, economía con riesgos bajistas, prolongación de la política monetaria laxa, con tipos bajos que incluso pueden serlo más, disponibilidad de nuevas actuaciones), reconociendo que esta vez se ha discutido una posible bajada de tipos, pese a la existencia de voces que pedían una subida de los mismos”, explica Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG. Por su parte, Marian Fernández, de Inversis Banco ha reconocido que “lo que más llama la atención al presidente del BCE es que por primera vez en meses la mejora viene soportada desde el crecimiento interno y no solo desde la demanda externa. Se trata de una lectura “sectorial” positiva para las empresas europeas ligadas a la demanda doméstica”.

IAG y Banco Popular, los que más subieron

Entre los valores que contribuyeron a ver subidas en el índice, IAG y Banco Popular. La aerolínea sumó un 3.4% al valor de sus acciones, que cerraron en los 3.5590 euros. Por su parte, la entidad mañana comenzará a cotizar desde los 3.8940 euros tras registrar una subida de más de dos puntos porcentuales. Y a pocos pasos, uno de los grandes. Telefónica elevó en un 1.7% el precio de sus títulos, hasta los 10.67 euros.

Una revalorización que compartieron, aunque de forma menos acusada, el resto de pesos pesados. BBVA sumó un 1.1% - hasta los 7.5610 euros – mientras que las acciones de Santander elevaron en más del 0.5% su valor, con lo que marcaron en los 5.4810 euros su último precio. Repsol e Iberdrola levantaron en más del 0.3% sus precios, hasta los 18.23 euros y los 4.5070 euros, respectivamente.

Entre los más penalizados de la jornada, Indra. La tecnológica descontó un 2.5% de su cotización, hasta los 10.85 euros. Por su parte, Acciona descontó un 1.5% de su precio – hasta los 38.45 euros –en tanto que Red Eléctrica e Inditex retrocedieron algo más del 0.6%, con lo que mañana comenzarán la sesión desde los 39.27 euros y los 103.80 euros.