Apertura teñida de rojo en Europa. Mayoría de órdenes vendedoras en la renta variable española que sigue deslizándose por los números rojos un día en el que la regulación del sector bancario sigue centrando la atención del mercado y en una jornada en la que además la CNMV suspende de cotización los títulos de Española del Zinc. El Ibex 35 se deja un 0,97% y se enmarca sobre los 11.200 puntos en una sesión en la que BBVA y Grifols encabezan los descensos. En el mercado de divisas, el euro-dólar se cambia por 1,41 unidades mientras el precio del crudo se sitúa en el entorno de los 76 dólares/barril.
Más ventas en el viejo continente. Parece que el fin de semana no ha servido para intentar animar a los inversores e intentar dejar atrás el pesimismo que sigue siendo el sentimiento predominante entre las plazas bursátiles europeas. Demasiadas cosas en la cabeza. La semana se estrena aún con la regulación del sistema bancario como tema candente, después de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama presentara su propuesta con el objetivo de limitar el tamaño de los bancos, será en los próximos días cuando desde Londres el G-7 saque a la luz sus conclusiones al respecto. Todo ello, tras un fin de semana en el que la economía española volvió a ser el punto de mira para la agencia de calificación crediticia Standard & Poor's (S&P), cuyos expertos afirmaron que no se encuentra en el “peor de los escenarios” posibles de cara a 2010, aunque se insistió en que no hay duda de que tiene que enfrentarse a sus propios desafíos, como la elevada deuda del sector privado, el descenso del consumo o la situación de su mercado inmobiliario. En España, hoy las referencias macroeconómica pasan por los precios industriales que repuntaron en diciembre por primera vez en un año, con un alza del 0,4%. El resto de referencias llegarán desde Alemanía donde se dará a conocer el sentimiento del consumidor GFK de febrero así como en Estados Unidos donde serán las ventas de viviendas de segunda mano de diciembre.

Dentro del selectivo español, las órdenes vendedoras no dejan hueco para los números verdes y a duras penas tan sólo dos compañías consiguen anotarse ganancias: Abengoa y Gamesa que suman un 0,37% y un 0,87% respectivamente. No hay más verde en el Ibex 35. Arcerlomittal –cae un 1,78%- y Grifols –pierde un 1,65%- luchan por encabezar el primer puesto más penalizado en una jornada en la que el sector financiero vuelve a estar entre los más castigados. Penalización del 1,55% para los títulos de Banesto, seguido de cerca por uno de los grandes, BBVA, que cae un 1,40% mientras que su homólogo Santander cede un 0,97%. Del resto del sector, después de rendir cuentas al mercado el pasado viernes, Bankinter se deja un 0,45%, Banco Popular baja un 0,48% mientras Banco Sabadell se anota una caída del 0,36%.

Entre el resto de los pesos pesados tampoco hay hueco para el optimismo. Un día en el que Citigroup rebaja la recomendación de Telefónica desde comprar hasta mantener, hoy los títulos de la operadora sufren una penalización del 0,55%. Caídas del 1,15% para los títulos de Repsol YPF mientras Iberdrola cae un 1,32%. Por su parte, del resto del sector eléctrico corre la misma suerte. Pese a la mejora de recomendación que Macquaire otorga a las acciones de Gas Natural desde neutral a sobreponderar, la gasista cotiza con descensos del 0,24%. Pérdidas del 1,06% para Endesa, Enagás cae un 0,79%, Red Eléctrica pierde un 0,44%.

Dentro del mercado continuo, las miradas se dirigen hacia Española del Zinc. Y es que la compañía, después de pedir a la CNMV la suspensión de su cotización hasta en seis meses, se ha confirmado aunque sin especificar cuándo será la vuelta al parqué. Entre los mayores descensos se sitúan los títulos de Reyal Urbis que cae un 4,85%, Montebalito pierde un 4,32% mientras Grupo Tavex se deja un 3,75%. Del lado de las ganancias, Renta Corporación suma un 6,76%, Metrovacesa avanza un 4,74% mientras Realia se anota un repunte del 1,24%.