El Ibex vuelve a los números rojos y cierra en los 14.575 puntos. Las buenas perspectivas que se manejan sobre los resultados empresariales y las operaciones corporativas no han convencido a los inversores, que han optado por las ventas en el selectivo.
Las caídas que han sufrido las bolsas al cierre “han tenido un impacto negativo en los mercados por la fuerte subida que ha tenido en poco tiempo” asegura Jesús de Blas, Analista de Crédit Agricole Mercagentes. Para mañana podría pesar el descenso de hoy y “si Nueva York no acompaña posiblemente será difícil tener una buena jornada” asegura el experto.