El Ibex cierra en los 15.329 puntos tras una subida del 1,27%. El buen comportamiento del sector energético y los movimientos corporativos en torno a diversas compañías que lo componen, han llevado al selectivo a cerrar en sus máximos históricos. La buena marcha de las compañías del Ibex es clara. El selectivo de la bolsa española ha cerrado la penúltima sesión de la semana con una importante revalorización del 1,27% “y se aleja del soporte de referencia importante que estaba en los 14.950 puntos", señala Evaristo Santaella, gestor de carteras de Eurodeal.
Los rumores sobre operaciones corporativas siguen siendo el principal catalizador de subida en los mercados, sin embargo los inversores no parecen dejase intimidar por los niveles alcanzados. El cierre del resto de bolsas europeas no es menos positivo. Así vemos un indicador alemán que se revaloriza un 1,52% mientras que el CAC-40 cierra con una subida del 1,02%. Algo más ligeras son las alzas del Eurostoxx y FTSE-100 que avanzan un 0,98% y un 0,29% respectivamente al cierre. Para Evaristo Santaella, “la tendencia de los mercados para el medio-corto plazo es bastante acusada” y, salvo datos que salgan puntualmente, “se siguen consiguiendo máximos anuales con lo que la fortaleza de fondo del mercado es bastante importante”.