La bolsa española subía el 0,55% al mediodía y rompía la barrera de los 13.700 puntos apoyada en todos los pesos pesados, especialmente Telefónica, y animada por los cierres en positivo de Wall Street y Tokio después de que la Reserva Federal estadounidense mantuviera los tipos de interés.
Así, sobre las 12:00, su principal indicador, el Ibex-35, se anotaba 75 puntos, el 0,55%, y se situaba en los 13.711,3 enteros, tras haber marcado sobre las 11:00 un nuevo máximo intradía (13.730,5). En el mercado español, la protagonista era Telefónica, que lideraba los avances del Ibex y subía el 2,33% tras mover más de 470 millones de euros, el 27% del total de efectivo negociado sobre el parqué.