El Ibex 35 se tiñe de rojo para esperar los resultados de los test de estrés que mañana se harán públicos. A pesar de ello los grandes bancos acaban la jornada en positivo y dejan al Ibex 35 en los 9.598 puntos tras recortar un 0,71%. En cuanto al mercado de materias primas el barril de referencia en Europa el brent se ha situado en los 117 dólares mientras que el euro cotiza sobre los  1,42 dólares.
La jornada se abría pendiente de la colocación de deuda del tesoro italiano, una colocación que ha dejado un sabor agridulce en los mercados. La cuestión de los vencimientos a los que se tiene que enfrentar el país transalpino cobra mayor importancia debido a la situación por la que atraviesan los mercados de deuda.

Otro hecho importante para los mercados era que la agencia de calificación Moody's advertía de que EEUU podría perder la categoría AAA de su rating si no aumenta su límite de endeudamiento.

Además, noticias de que los líderes europeos probablemente no se reunirán el viernes con carácter extraordinario, decepcionaba a los mercados.

Así las cosas los grandes bancos sujetaban al selectivo español en una jornada en la que han cerrado con alzas del 0,29% en el caso del BBVA y del 0,25% en el caso de Banco Santander. Otra entidad financiera completa el grupo de los valores que cierran la jornada en positivo; Banco Popular suma un 0,37%.

Otro de los grandes, Iberdrola cerraba la sesión plano, mientras que Repsol y Telefónica lo hacían con caídas del 2,29% en el caso de la petrolera y del 0,88% en la operadora.

Los valores que más han caído han sido Técnicas Reunidas que se ha dejado un 4,96% mientras que Abengoa y Arcelormittal cierran con descensos del 2,29%