No pudo ser y al final el Ibex perdió el nivel de los 12.000 puntos al ceder al cierre un 0,43% hasta los 11.996,10 puntos con todos los valores –salvo diez- en la zona negativa de la tabla y en especial con Gamesa que cerró el día con recortes superiores al 6%. Sin embargo, fue el sector financiero el blanco de todas las miradas después de que una información publicada por The Wall Street Journal indicara que la banca española será, después de la estadounidense, la más perjudicada por la crisis subprime. Cayó España y cayeron el resto de plazas bursátiles europeas al calor, también, de una apertura a la baja del principal mercado del mundo, Wall Street. Y todo ello, en una jornada en la que el euro operó de nuevo por debajo de los 1,50 dólares y cerró a 1,4910 dólares y en la que el petróleo cotizó también con recortes.
Los 12.000 le duraron al Ibex un suspiro. Hoy tocó recoger beneficios y el selectivo del continuo español terminó la jornada con una caída del 0,43% hasta los 11.996,10 puntos presionado a la baja por todos sus blue chips menos por Telefónica y Santander que salvaron el día con un ligeros repunte del 0,12% y del 0,24%, respectivamente. Telefónica avanzó tímidamente tras anunciar que compartirá con Vodafone y Orange los 182,7 millones del servicio universal. Además, la operadora presidida por César Alierta fue noticia en el día de hoy porque anunció que comenzará a probar en Brasil un sistema de televisión tridimensional a través de Internet, que funcionará con un televisor especialmente diseñado por la multinacional Philips. El resto de grandes del parqué se movieron entre los recortes de Iberdrola (-1,16%) y BBVA (-0,33%) y el signo plano de Repsol con repitió precio de apertura en los 20,90 euros. Recortes para uno de los grandes bancos del parqué y recortes más abultados aún para los bancos domésticos. Y es que, la banca española es, después de la estadounidense, la siguiente en sufrir las restricciones de liquidez derivadas del cierre de los mercados financieros mundiales por la crisis subprime, según un artículo de The Wall Street Journal. El rotativo estadounidense sostiene que “las inquietudes sobre la salud de los bancos españoles podrían sumarse a las preocupaciones de los bancos europeos de prestarse dinero unos a otros agravando las restricciones que han afectado al sistema financiero durante meses”. El periódico salva de la quema tanto a Santander como a BBVA porque, dice “se encuentran en "una posición relativamente buena" para capear la tormenta, gracias a sus fuertes ganancias derivadas de sus actividades en Latinoamérica y otras regiones de diversificación de su negocio. En este contexto, la banca mediana española se vio penalizada en el día de hoy en especial Bankinter que perdió al cierre un 2,82%. Números rojos también para Popular (-1,15%), Banesto (-1,27%) y Sabadell (-1,61%). En la zona baja de la tabla se movieron además valores como Gamesa (-6,27%) –que lideró los descensos del Ibex- Iberia (-3,62%), Cintra (-3,31%) y Ferrovial que se dejó al cierre un 2,37% tras la subida del lunes. Hoy se supo, además, que BAA, filial del grupo Ferrovial, concluirá en la segunda mitad de agosto el proceso de refinanciación de su deuda. Gráfico Ibex