El selectivo español registra descensos superiores al 1% en la media sesión, alejándose de los 9.500 puntos con lo que comenzó la jornada. Solo tres valores se libran de las pérdidas. El resto de principales bolsas europeas también retroceden, mientras que los futuros de Wall Street bajan cerca de un 2%, tras las nuevas restricciones impuestas por China a productos estadounidenses, lo que acerca a ambos países a una posible guerra comercial.

El IBEX 35 baja un 1,18%, hasta los 9.437,10 puntos en la media sesión.

Solo tres valores del indicador se libran de las pérdidas. Así, Melia Hotels sube un 0,98%; DIA, un 0,42% y REE, un 0,03%.

Las subidas de DIA se producen después de que la cadena de supermercados informase ayer de que ha suscrito un acuerdo con Nanjing Suning.Com Supermarket, sociedad perteneciente al grupo chino Suning, para venderle el 100% de las acciones de las sociedades chinas Shanghai Dia Retail y Dia (Shanghai) Management Consulting Services.

Esta operación, una vez consumada, supondrá la salida del grupo DIA del mercado chino.

En el otro lado de la tabla, el mayor descenso es el de ArcelorMittal, que cae un 3,35%, seguido de Siemens-Gamesa, que retrocede un 2,16% y de Banco Santander, que se deja un 2,16%.

El resto de entidades del Ibex 35 también registra abultadas pérdidas. Banco Sabadell cede un 1,91%; Bankia, un 1,11%; Bankinter, un 1,30%; BBVA, un 1,70%; y Caixabank, un 2,10%.

En cuanto al resto de grandes valores del indicador, Telefonica pierde un 1,54%; Inditex, un 0,27% e Iberdrola, un 0,60%.

En el Mercado Continuo, destacan los descensos de Audax y Solaria , del 27,86% y del 24,84%, respectivamente.

En analista de Atl Capital, Álvaro Blasco, explica que “con esa subida tan irracional es lógico que viniese una toma de beneficios. Esto nos sirve también para Solaria. Solaria ha sido más discreta en lo que es su subida. También lo ha hecho muchísimo pero no de una forma tan exponencial”.

Asimismo, añade que “estaría más tranquilo en Solaria que en Audax, aunque las dos son interesantes. Posiblemente, la toma de beneficios no haya terminado y habría que esperar un poquito”.

La mayor subida, por el contrario, es la de Clinica Baviera, que sube un 6,84%.

El resto de bolsas europeas también amplían las pérdidas en la media sesión. Fráncfort cae un 1,65%; París, un 1,04%; Londres, un 0,79%; Milán, un 1,39%. El Euro Stoxx 50 retrocede un 1,45%.

Los descensos se producen a pesar de que hoy se ha conocido que la tasa de desempleo de la eurozona descendió en febrero en una décima, hasta el 8,5% En el conjunto de la Unión Europea, la tasa de paro también descendió una décima, al 7,1%

Además, hoy el Eurostat ha informado de que la inflación de la eurozona se incrementó en marzo en línea con las expectativas debido principalmente a unos servicios y unos alimentos más costosos.

En concreto, el IPC de la eurozona subió en marzo al 1,4% en comparación interanual, lo que supone una aceleración de tres décimas, desde el 1,1% del mes anterior.

Tras conocerse el dato el euro se ha fortalecido frente al dólar. Sin embargo, en la media sesión, la moneda comunitaria retrocede y se intercambia a 1,227 billetes verdes.

En el mercado de materias primas el precio del petróleo Brent de referencia en el Viejo Continente cae un 1,72%, hasta los 66,89 dólares, mientras que el West Texas estadounidense retrocede un 1,79%, hasta los 62,37 dólares por barril.

Los descensos de las bolsas europeas aumentan a medida que crecen las caídas de los futuros de Wall Street. Los futuros del Dow Jones caen un 2,35%, los del S&P 500, un 1,91% y los del Nasdaq, un 2,26%.

Estos retrocesos se producen después de que China haya anunciado nuevos aranceles del 25% a un total de 106 productos importados de Estados Unidos, entre los que figuran la soja, automóviles y aviones, por valor de 50.000 millones de dólares (unos 40.000 millones de euros).

El Ministerio de Comercio ha informado de esta medida con la que pretende defender los derechos del país frente a los aranceles anunciados por la Administración de Donald Trump contra las importaciones chinas, los más recientes dirigidos a aparatos de tecnología punta de las industrias aeroespacial y robótica, entre otros.