El selectivo español lidera los descensos entre las principales bolsas europeas en la media sesión de una jornada en la que los inversores vuelven a estar pendientes de Corea del Norte, después de que el país haya realizado nuevas pruebas nucleares.

El Ibex 35pierde un 0,70% en la media sesión, hasta los 10.251,50 puntos, encabezando los descensos de las bolsas del Viejo Continente. Dentro del indicador, solo cuatro valores registran ganancias: DIA (0,91%) Mediaset (0,70%) Endesa (0,39%) y Acerinox (0,41%).

Por el contrario, Banco Sabadell lidera los descensos al ceder un 2,14%, por delante de Siemens Gamesa y de Caixabank, que ceden unn 1,33% y un 1,30% respectivamente.

Telefónica e Inditex también registran decensos superiores al 1% después de sufrir las revisiones a la baja de varias firmas de analistas.

Telefónica pierde un 1,12%, hasta los 8,94 euros por acción, en la media sesión de  una jornada en la que JP Morgan ha reducido su consejo hasta neutral desde sobreponderar. Al mismo tiempo, ahora sitúa el precio de la teleco en 10,5 euros, desde los 12,2 euros anteriores.

Inditex un 1%, hasta los 31,52 euros por título. En el caso de la compañía textil, sufre la bajada de precio de Berengerg (hasta 35 euros desde 37) y la de JP Morgan (hasta 38 desde 40 euros).

En el plano macroeconómico, hoy se ha conocido que el paro registrado en España aumentó en el mes de agosto en 46.400 personas, un 1,39% más que en el mes anterior, hasta un total de 3,38 millones de desempleados.

En el Mercado Continuo, destaca la subida de Urbas que avanza un 6,25%; mientras que los títulos A de Abengoa se dejan un 5%.

Las bolsas europeas mantienen los descensos registrados en la apertura, debido a la creciente tensión en relación a Corea del Norte y en una sesión sin la referencia de Estados Unidos, que permanecerá cerrado por la festividad del Día del Trabajo.

Así las cosas, Fráncfort pierde un 0,52%, París, un 0,35%; Londres, un 0,15% y Milán, un 0,34%. El Euro Stoxx 50 se deja un 0,44%.

Con Corea del Norte de nuevo aumentando las tensiones geopolíticas, desde Bankinter, apuntan a que “el problema es que el euro se ha convertido en la "divisa fuerte del mundo" porque el resto de principales economías intentan depreciar las suyas, mientras que la Eurozona no hace nada para contrarrestar esta situación”.

Con la reunión del Banco Central Europeo (BCE) el jueves, los analistas consideran que “el euro tenderá a apreciarse incluso hasta más allá de 1,190 para después retroceder hacia 1,180 a partir del jueves si el BCE no cambia nada. Rango estimado (semana): 1,180/1,190”.

En la media sesión, el euro ya se cambia a 1,191 dólares.

Sobre la reunión del BCE, Renta 4 destaca que en ella veremos si Draghi anuncia el tapering. “Dada la fortaleza del euro, +13% en 2017 y marcando máximos de 2 años y medio, no descartamos que el BCE opte por reducir sus estimaciones de inflación y ofrecer un discurso algo acomodaticio. En cualquier caso, el ritmo de actividad económica justifica ir normalizando su política monetaria, aunque esta normalización sea muy gradual y flexible en ritmo y cuantía en función de la evolución macro (crecimiento, inflación) y del Euro”, considera la firma.

En caso de optar por esperar a hacer su anuncio de tapering, la siguiente cita con el BCE sería el 26 de octubre.

El precio del petróleo Brent se mantiene estable por encima de los 52 dólares, a pesar de las terribles consecuencias provocadas por el huracán Harvey en Texas, el principal estado en producción de crudo.