El selectivo español mantiene los avances en la  media sesión y consolida los 10.100 puntos con los que logró cerrar el viernes. DIA  lidera las ganancias y Enagás, los descensos. El resto de principales bolsas europeas también suben, con la atención en algunas informaciones empresariales, mientras que el euro sigue retrocediendo y el Brent se acerca a los 76 dólares. Los futuros de Wall Street anticipan una apertura al alza.

En la media sesión, el IBEX 35 sube un 0,30%, hasta los 10.134,50 puntos.

La mayor subida es la de DIA, que sube un 1,64%, por delante deInmobiliaria Colonialy deSiemens-Gamesa, que se revalorizan un 1,56% y un 1,50%, respectivamente.

El mayor descenso es el de Melia Hotels, que retrocede un 0,88%, seguido de Enagas, que cede un 0,58%, y de Endesa, que baja un 0,25%.

En cuanto a las entidades del selectivo,Banco Sabadell y Bankia retroceden un 0,24% y un 0,11%, mientras que Banco Santandersube un 0,39%; Bankinter, un 0,53%, BBVA, un 1,01% y Caixabank, un 0,43%.

Hoy el banco presidido por Jordi Gual cotiza la adquisición de un 8,425% de su filial portuguesa BPI a Allianz por 178 millones de euros (1,45 euros por acción). Así eleva su participación en la entidad lusa hasta el 92,9% y ha solicitado su exclusión de bolsa. CaixaBank ofrecerá comprar todas las acciones de las que no sea titular a un precio de 1,45 euros por acción, lo que supone un desembolso de otros 149 millones de euros.

En cuanto a otros de los pesos pesados del indicador, Telefonica sube un 0,04%, mientras queIberdrola retrocede un 0,21% e Inditex, un 0,04%.

En el Mercado Continuo, la mayor subida es la de Duro Felguera, que sube un 11,03%, mientras que el mayor descenso es el de Oryzon Genomics, que retrocede un 4,34%.

La subida de las acciones del grupo de ingeniería asturiano se produce después de que comunicar que más del 75% de sus acreedores apoyaba una propuesta de refinanciación, que será abordada por el consejo de administración en su próxima reunión,"quedando condicionada a la aceptación del consejo y a nuevas adhesiones de entidades financieras, que se esperan recibir durante la próxima semana", dijo en un comunicado remitido a la CNMV.

“El grupo de ingeniería asturiano, cuya deuda neta rondaba los 272 millones de euros a finales de 2017, vive un difícil momento financiero que la propia sociedad achaca a problemas en algunos de sus proyectos en los que se han producido retrasos en los pagos, impagos o sobrecostes, lo que le ha obligado a aprobar varias prórrogas para aplazar el pago de sus deudas”, señalan desde Reuters.

En la media sesión, el resto de principales bolsas europeas también suben. Fráncfort avanza un 0,39%, París, un 0,05%, y Milán, un 0,27%. La bolsa de Londres permanece cerrada al ser festivo en el país. El Euro Stoxx 50 sube un 0,10%.

El euro sigue retrocediendo frente al dólar y se intercambia a 1,192 billetes verdes, mientras que en el mercado de materias primas, el precio del petróleo Brent de referencia en Europa sube un 0,84%, hasta los 75,59 dólares por barril.

En el apartado empresarial europeo, hoy es noticia Nestlé, después de que llegase a un acuerdo, por 7.150 millones de dólares, con Starbucks para vender su café en supermercados. Nestlé sube un 1,31%, mientras que Air France se desploma un 10,10%, una vez que su presidente ejecutivo, Jean-Marc Janaillac, dijera el viernes que renunciaría tras el rechazo del personal a un acuerdo salarial, sumiendo a la aerolínea en una ola de huelgas con un coste de 300 millones de euros.

En el plano macroeconómico, hoy se ha conocido que el sentimiento inversor en la eurozona se deterioró en abril por cuarto mes consecutivo, a su nivel más bajo desde febrero de 2017, afectado por las preocupaciones sobre la posible introducción de tarifas en Estados Unidos, con el consiguiente incremento del proteccionismo. En concreto, el índice Sentix para la eurozona cayó a 19,2 desde 19,6 en abril, en contra de lo estimado por el mercado, que esperaba un incremento al 21,0.

Los analistas de Bankinter, destacan que esta semana el mercado tiene tres claves directoras claramente identificables, cuyo saldo conjunto probablemente resulte más bien constructivo para el mercado (bolsas y bonos), dejando una sensación de mayor serenidad… o menor inseguridad. La primera de ellas son las negociaciones comerciales entre EEUU y China, de  las que consideran que “seguirán vivas tras la primera toma de contacto de la semana pasada, pero sin hitos concretos, así que estaremos a expensas del sentido de las declaraciones que realicen cada una de las partes.

La segunda es la publicación, el jueves, de la inflación en EEUU, cuya previsión es que repunte una décima, hasta el 2,5%. Y la tercera son los resultados empresariales, con 100 compañías del S&P 500, todavía pendientes de presentar sus cuentas, así que las europeas ganan esta semana algo de peso relativo. “Si el tono es bueno o aceptable, como hasta ahora, las bolsas deberían aguantar bien o incluso rebotar algo”, indican.

En definitiva, consideran que “si el debate comercial chino-americano preserva un tono pacífico, la inflación americana del jueves sale aceptable y los resultados empresariales continúan como hasta ahora, sin más aspiraciones en cualquiera de los tres frentes, las bolsas deberían rebotar ligeramente, los bonos recuperarse algo y el dólar descansar un poco de su apreciación de la semana pasada. Es decir, podríamos disfrutar de unos días de “serenidad constructiva”… aunque es innegable que estaría cogida con alfileres”.