El parqué madrileño cerró hoy uno de los mejores meses de agosto de su historia, al repuntar un 4,69% en uno de los periodos del año que tradicionalmente tiene menor actividad, y volvió a pulverizar sus cotas máximas, al superar los 11.400 puntos y regresar a los niveles anteriores a la quiebra de Lehman Brothers. De este modo, el selectivo logra acumular un avance anual del 23,5%.