El Ibex cierra sus puertas con un descenso del 0,34% en los 14.686 puntos en una jornada en la que lo más destacado es el poco volumen de negociación y sin poder tocar la zona de resistencia de los 14.800 puntos, a pesar de los buenos resultados empresariales conocidos.
La caída que ha sufrido el mercado “se ha corregido parte de lo mucho que se ganó el viernes en movimientos intradiarios, lo que no significa un agotamiento o deterioro de la estructura del selectivo” asegura Miguel Pareja, Gestor de Alpha Finanzas.