La Bolsa española perdió hoy el 0,11% lastrada por el repunte del crudo y la incertidumbre que se mantiene respecto al futuro de los tipos en Estados Unidos. Al final de la sesión del viernes, marcada en todo momento por la indecisión de los operadores que caminaron faltos de referencias, el Ibex-35 se desprendió del 0,11%, y se instaló en los 12.042,90 enteros, con lo que en la semana acumuló una pérdida del 0,21%.
La Bolsa española perdió hoy el 0,11% lastrada por el repunte del crudo en más de un dólar y la incertidumbre que se mantiene respecto al futuro de los tipos en Estados Unidos, después de que el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, eludiera dar las pistas que esperaba el mercado. Al final de la sesión del viernes, marcada en todo momento por la indecisión de los operadores que caminaron faltos de referencias, el Ibex-35 se desprendió de 13,1 puntos, el 0,11%, y se instaló en los 12.042,90 enteros, con lo que en la semana acumuló una pérdida del 0,21%.