El Ibex cedía al mediodía un 1,36% lastrada, al igual que el resto de principales plazas europeas, por la amenaza de nuevos atentados terroristas a aviones, lo que perjudicaba especialmente a las principales compañías aéreas del Viejo Continente. Así el Ibex-35, al que tampoco ayudaba el cierre en negativo de Wall Street, se desprendía de 161,6 puntos, equivalentes al 1,36%, y se instalaba en los 11.750 enteros, después de cerrar ayer por encima de las 11.900 unidades.
El Ibex cedía al mediodía un 1,36% lastrada, al igual que el resto de principales plazas europeas, por la amenaza de nuevos atentados terroristas a aviones, lo que perjudicaba especialmente a las principales compañías aéreas del Viejo Continente. Así el Ibex-35, al que tampoco ayudaba el cierre en negativo de Wall Street, se desprendía de 161,6 puntos, equivalentes al 1,36%, y se instalaba en los 11.750 enteros, después de cerrar ayer por encima de las 11.900 unidades.