El Ibex abre la última sesión de la semana con una caída del 0,97% en los 11.265 puntos, afectada por la escalada en los precios del crudo ya que continuan las tensiones en Oriente Próximo y cada vez más lejos de los 11.600 puntos con los que inició la semana bursátil.
El Ibex abre la última sesión de la semana con una caída del 0,97% en los 11.265 puntos, afectada por la escalada en los precios del crudo ya que continuan las tensiones en Oriente Próximo y cada vez más lejos de los 11.600 puntos con los que inició la semana bursátil.