El optimismo vivido en la última sesión parece extenderse este jueves en la apertura, apoyado en el buen cierre del Nikkei y de Wall Street. El Ibex 35 arranca el día con alzas del 0,79 por ciento hasta los 14.626 puntos, animado por ACS, Iberia y BME, las dos últimas afectadas por el run- run de movimientos corporativos. Pero los expertos no se fían y recomiendan prudencia, porque entienden que, a estos niveles, lo más lógico es que veamos una consolidación. El resto de plazas europeas comienza en positivo, en un día con el euro de nuevo en terreno de máximos - ha llegado a tocar 1,4166 dólares- y con el futuro del crudo ligero estadounidense por encima de nuevo de los 81 dólares el barril.
De momento los inversores se decantan por las compras, pero los expertos no las tienen todas consigo e insisten en que hay que estar muy atentos al dato de PIB definitivo del segundo trimestre que vamos a conocer en EE.UU. Pero, entre tanto, el dinero llega y se coloca sobre todo en ACS, que celebra hoy su día del inversor y sube un 3,75 por ciento. La constructora se ve animada además después de que UBS haya recortado el precio objetivo de ACS hasta los 46.6 euros, aunque eleva su recomendación sobre la constructora de neutral hasta comprar. Le siguen dos compañías afectadas por los rumores de consolidación en el sector Iberia y BME, en un dia muy positivo además para todo el sector constructor. Pendientes de Iberia Los inversores tienen una cita muy importante con el Consejo de Administración de Iberia sin que haya terminado el proceso de 'due diligence' por parte del consorcio formado por British Airways y Texas Pacific Group (TPG), junto a los españoles Ibersuizas, Quercus y Vista Capital. Pero ahora las cosas parecen haber cambiado. Y es que este consorcio, el único que ha dejado clara su intención de presentar una oferta formal a un precio de 3,6 euros podría acelerar su propuesta formal ante el órdago lanzado Air France, que contaría con el apoyo del empresario Abelló y de Planeta – ya que se especula que éste último salga de Vueling de facto-. Las acciones de la aerolínea ganan un 1,76 por ciento, mientras que las del gestor de la bolsa española bme avanzan un 1,6 por ciento.