El Ibex 35 remontó posiciones y, con subidas del 2.2%, cerró a las puertas de los 7.000 puntos. Una revalorización que se produjo el día en que el Tesoro Español colocó 1900 millones en letras a tres y seis meses – a un tipo de interés superior al de la última subasta- pero que se vio impulsada por los resultados publicados por Grifols y Enagás. En el mercado de divisas, el euro rebotó frente al dólar, hasta las 1.32 unidades.
La bolsa española consiguió un día de respiro, una revalorización de más del 2.2% que le llevó a los 6.999 puntos. Lo hizo el día en que el Tesoro Público colocó un total de 1935 millones de euros en letras a 3 y 6 meses, frente al objetivo máximo previsto de 2.000 millones de euros. En letras a 3 meses, la rentabilidad se ha incrementado en un 88% en tanto que en la subasta de letras el rendimiento que se pagó fue del 0.634%, un 66% más que hace un año.

Subidas avaladas por los resultados empresariales

Contribuyeron, y mucho, a la subida del selectivo español los resultados empresariales. Grifols elevó hasta los 67.5 millones de euros su beneficio del primer trimestre, superando en un 17% a los 56 millones de euros estimados por los analistas. El fabricante de hemoderivados de plasma sanguíneo lo celebró en bolsa con una subida de más del 11.9% que le llevó hasta los 18.57 euros.

La otra compañía que se confesó ante el mercado fue Enagás. La compañía abrió la sesión española publicando un beneficio neto de 86.7 millones de euros en el primer trimestre, ligeramente por encima del anunciado en el mismo período de un año antes y en línea con las estimaciones de los analistas. El valor subió, aunque no con la misma intensidad de Grifols, al ritmo del 1.4%, hasta los 13.60 euros.

Entre los mayores avances de la sesión, OHL sumó um 6.9% y cerró en los 20.99 euros. Abengoa subió más del 6.6%, hasta los 11.47 euros.  Sacyr Vallehermoso subió un 6.5%, hasta los 11.47 euros,  respira después de que ayer el CAT decidiera expulsar a Ebro Foods – y no a la constructora como se esperaba- del Ibex 35 y de que Luis del Rivero haya presentado su dimisión como consejero de la compañía.

Entre los pesos pesados, ánimo comprador también. Banco Santander subió un 2.8% y cerró en los 4.81 euros. BBVA elevó hasta el 3% su revalorización – con lo que mañana comenzará a cotizar desde los 5.15 euros – mientras que Telefónica sumó un 2.7%, hasta los 11.05 euros. Repsol subió en un 0.8% el precio de sus títulos, hasta los 14.15 euros, en tanto que Iberdrola consiguió subir hasta un 1.6%, marcando en los 3.55 euros su último precio.

Los números rojos de la sesión apenas afectaron a cuatro compañías. Ebro foods cerró con pérdidas del 1.2% en su cotización – que cerró en los 12.97 euros. Caixabank perdió más de medio punto porcentual, hasta los 2.52 euros. Mientras que Gamesa cedió un 0.09%, con lo que mañana comenzará la sesión desde los 2.12 euros.