Sigue el baño de resultados dentro del mercado nacional, en esta ocasión, de la mano de Amadeus e IAG. El dato de paro marca la apertura después de dar a conocer que el número de desempleados se redujo en 64.866 personas en el mes de julio hasta los 4.698.000 millones de parados. El Ibex 35 busca sus máximos anuales y avanza tibiamente impulsado por la antigua Iberia y FCC que suben con fuerza. ArcelorMittal sigue su particular penitencia al colocarse a la cola del selectivo. El par euro/dólar se mantiene en el 1.322 al cambio. 
 
El selectivo español mantiene la tendencia alcista que ayer ayudó a sostener el Banco Central Europeo después de lanzar un mensaje continuista y en el que se comprometió al mantenimiento de tipos a nivel suelo por "un periodo prolongado de tiempo". 

Europa abre con ganancias ligeras que vienen motivadas por las subidas del jueves en Wall Street con el S&P 500 por primera vez colocándose por encima de los 1.700 puntos y por el buen tono de las bolsas asiáticas. El índice Nikkei ha acelerado el paso esta madrugada y se ha disparado un 3,29%, hasta los 14.466 puntos, apoyado en los buenos datos macroeconómicos publicados ayer en Estados Unidos, que hicieron que el Dow Jones y el S&P 500 marcasen sus máximos históricos. Por su parte, el segundo valor del parqué de Tokio, el Topix, ha repuntado un 2,82%, hasta los 1.196 puntos.

Los índices de la Bolsa de Seúl se han mantenido más en calma durante la sesión y el Kospi ha subido un 0,14%, hasta los 1.923 puntos, mientras que el indicador de valores tecnológicos, el Kosdaq, ha avanzado un 0,41%, hasta los 551,76 puntos.

Por primera vez en la última semana, el selectivo pierde su ventaja respecto el resto de plazas y remonta un ligero 0,3% hasta los 8.569 puntos, nada que ver con el 1,63% que suma el Dax Xetra germano, hasta los 8.410 enteros; el Cac 40 parisino avanza otro similar 1,25% hasta los 4.042 puntos, mientras que el Eurostoxx 50 avanza el 1,46%, en los 2.808 puntos. 


Ibex 35
IAG ha presentado antes de la apertura del mercado sus cuentas y los inversores se lo han tomado con gran optimismo al ser el valor más alcista de la tabla con unas ganancias del 3% hasta los 3,51 euros. El resultado semestral del holding resultante de la fusión Iberia-British, IAG arrojó a cierre de julio unas pérdidas de 503 millones de euros.

La cifra amplía los números rojos de 197 millones registrados en el mismo periodo del año pasado. Pero el horizonte más inmediato no se muestra tan negro. En 2013, el grupo espera incrementar la capacidad un 5,2% incluyendo a Vueling.

Amadeus aumentó un 5,2% su beneficio ajustado del primer trimestre, hasta 349,6 millones. El proveedor tecnológico ha explicado que de esta cifra se excluyen el efecto neto de impuestos de la amortización y deterioro del inmovilizado, las variaciones en el valor razonable de los instrumentos financieros y las diferencias de cambio no operativas así como las partidas extraordinarias e interrumpidas, entre ellas la venta de activos y participaciones accionariales. El resultado en el mercado se traduce en unas ganancias del 0,87% hasta los 26,19 euros por acción. 

Caixabank, que presentó sus resultados al cierre del mercado el jueves, se coloca prácticamente sobre plano, con un avance del 0,11%. 

Del lado de las ganancias, la construcción viene con ganas y FCC, con un repunte del 2,07%, y Sacyr, que suma otro 1,16%, son la compañía de IAG a la cabeza. En el extremo de las pérdidas, ArcelorMittal vuelve a ser el farolillo rojo de la sesión con una caída del 0,9%, sólo por delante de Acerinox, que cede un 0,65%. 

Entre los blue chips prima la discreción y algunos como BBVA podrían darse la vuelta en los próximos minutos al cotizar sobre plano en los 7,22 euros por acción. El Banco Santander ya cotiza en rojo, cayendo un 0,07%, en 5,53 euros. 

Telefónica se escapa, con una subida del 0,28%, junto a Inditex, que suma otro 0,38%, siendo los dos grandes que se escapan del vértice que divide las pérdidas de las ganancias. 

Iberdrola y Repsol, con una subida que ronda el 0,10% en ambos casos, se mantiene a la espera de tomar dirección. 


Mercado de deuda
Son seis puntos básicos menos los que registra en la apertura la prima de riesgo que retrocede una jornada más posiciones hasta los 289 puntos básicos. 

El bono español a diez años ha perdido ya la cota del 4,6% y retrocede también hasta el 4,595% de rentabilidad exigida en la deuda española a diez años.