Subida del 0,45% a su cierre para una jornada con escaso volumen de negocio y a la espera de la parte final de la semana. De los grandes, tan sólo Telefónica cierra la sesión en negativo,Inditex se queda a las puertas de los 100 euros la acción y mientras los bancos contienen la respiración. La convocatoria de elecciones en Cataluña no hace sino levantar sospechas sobre la solvencia de nuestro país y la prima de riesgo repunta hasta los 416 puntos básicos. 
 
Demasiados frentes abiertos en Europa como para recuperar la confianza. 'Catalonia' ocupa portadas en la prensa anglosajona que ven en la 'amenaza independentista' una prueba más de fuego para España. Por el momento, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha convocado elecciones bien para el 25 de noviembre o bien para el 2 de diciembre, son las dos fechas que se barajan, aunque finalmente parece que se decanta por el undécimo mes del año. 

Con el 'conflicto independentista' en el horizonte, la bolsa española trata de capear el temporal. El Ibex 35 cierra con una subida del 0,45% hasta los 8.175 puntos con muy mal panorama en el horizonte. El déficit del Estado cerró agosto en el 4,77% muy por encima del 3,8% del año pasado. Cumplir con Bruselas se antoja prácticamente imposible. 

Inditexencabeza, de entre los blue chips, la tabla. Gana un 2,15% hasta los 99,70 euros la acción. Subidas más moderadas para el sector financiero en el que BBVAsuma un 0,76%, mientras que el Banco Santanderrebota otro 0,55%. Caixabank encabeza la tabla con una subida del 2,4%. 

Por su parte, Repsol sube un 0,37%. 

En la parte roja del selectivo, dos constructoras cierran el Ibex. FCC cae un 2,93%, mientras que Acciona retrocede otro 2,17%. 

En Europa, los principales mercados se inclinan por ganancias muy moderadas que, en todo caso, no suben del 0,5%. 

Mercado de deuda

El Tesoro Público ha colocado este martes 3.982 millones de euros en letras a 3 y 6 meses, por debajo del importe máximo previsto, y ha subido el interés de ambas emisiones, ya que la rentabilidad marginal -la máxima ofrecida en una puja- ha sido del 1,25% y al 2,3%, respectivamente, el más alto desde el pasado mes de julio.

En la anterior subasta, el Tesoro captó 3.607 millones de euros a un interés mucho más bajo que en pujas anteriores y eso que en ese momento la prima de riesgo española estaba en 520 puntos, cien puntos por encima de la registrada ahora.

La cuestión de esta subasta es que se ha visto cómo en el corto plazo los inversores no confían en España. No ha captado el máximo previsto y ni siquiera lo ha hecho a menor coste, de ahí que las dudas permanezcan sobre el mercado. 

La prima de riesgo sube hasta los 416 puntos básicos, mientras que el bono español a diez años rebota cerca del 1,5% y sigue con el ojo puesto sobre el 5,8% de rentabilidad exigida. 


Wall Street, ¿es la clave?
Un dato anima a pensar que podría llegar a serlo. La confianza del consumidor repuntó hasta los 70,3 puntos en el mes de septiembre, frente a los 61 puntos anteriores. Esto hace pensar que el último QE3 ha levantado los ánimos y las bolsas apuntan a ello. 

El S&P 500 tiene, dicen los expertos, la vista puesta en los 1.650 puntos a medio plazo y de ahí que la renta variable estadounidense cotice esta jornada en verde.